DIFERENCIAS Y SEMEJANZAS: MITOS Y LEYENDAS



external image m.png



El mito como la leyenda suelen ser narraciones cortas y concisas con uno o pocos personajes. A través de ellas, un contador de historias explica a sus escuchas un fenómeno natural o recrea un suceso, utilizando un lenguaje poco elaborado y en ocasiones hasta ingenuo. Ambos géneros se diferencian del relato porque éste tiende a ser más extenso y casi siempre incluye varios personajes.
Ahora bien, la historia es una disciplina que se ocupa de documentar los hechos, los acontecimientos que han sucedido en una época, en un lugar o en una cultura. Es también una ciencia social con características rígidas, cuyo lenguaje es concreto, y que contiene datos y referencias para sustentar lo que pretende explicar o dar a conocer.
El mito y la leyenda, con su lenguaje sencillo y lleno de fantasía, también incluyen elementos históricos, por lo que podrían ser considerados como «los documentos de la prehistoria».


Las historias que se cuentan en nuestra región son muy variadas, desde las más comunes, como las de fantasmas y apariciones; las de tesoros y las de santos y vírgenes, hasta las que podrían ser consideradas como extrañas por su contenido, como los mitos relacionados con la creación del mundo, la creación de animales, la creación del ser humano; así como las leyendas que versan de tiempos antediluvianos cuando la tierra estaba habitada por gigantes.
Si tomamos estos dos grupos como punto de partida, podríamos hacer una clasificación de narraciones de acuerdo con su época ficticia o histórica:
  1. Mitos cosmogónicos, como los de la creación del mundo, tanto en el contexto judeocristiano como en el pagano.
  2. Mitos y relatos del origen de las cosas, por ejemplo cómo se formó una montaña o un lago.
  3. Mitos explicativos para entender ciertas cosas, como el caso del murciélago y por qué vuela sólo de noche.
  4. Mitos originados en la época de los cazadores-recolectores, que son de índole individual.
  5. Mitos surgidos en la época de las sociedades agrícolas, que son de índole tribal.
  6. Leyendas y relatos que hablan de creencias o hazañas de grupos prehispánicos aquí en el Noreste, como los huachichiles, los pisones, los tobosos, los borrados; todos extintos.
  7. Leyendas y relatos surgidos en la época colonial, como la aparición de la Virgen de El Chorrito o las fundaciones de ciertos lugares, dígase Saltillo o Monterrey.
  8. Leyendas y relatos de héroes culturales; aquí en Nuevo León Agapito Treviño «Caballo Blanco» es uno de los más conocidos.
  9. Y leyendas contemporáneas, las cuales muchas veces incluyen elementos de otros tiempos, como el caso de los tesoros. Un ejemplo muy demostrativo es El Filósofo de Güémez, un personaje que amalgama partes de mitos, de leyendas y algo de realidad.